APRENDER EL ARTE A TRAVÉS DEL VIDEO

Posted on 13 noviembre 2009. Filed under: Investigación, Recursos didacticos, Tecnología, Videoarte | Etiquetas: , |

En la Universidad de Nariño, ubicada en San Juan de Pasto, Nariño, Colombia, existe una creciente inquietud por aprender y desarrollar el videoarte, sin embargo, los resultados que se han obtenido, tanto a nivel institucional como a nivel particular no han sido los mejores.

Indagando a los realizadores, se puede observar que lo que sucede es que existe una noción equivocada, porque se tiene el prejuicio de que para hacer videoarte solo basta con salir a la calle a grabar imágenes y sonidos al azar, para luego someterlos a una serie de efectos visuales generados por computador.

Esta creencia existe, básicamente porque nadie quiere asumir el riesgo de definir unos criterios de evaluación para la creatividad. Pero, si se quiere mejorar la calidad de la producción artística en video, entonces se hace necesario revisar detenidamente el concepto de arte, necesario para entender la actitud del “artista”, pero también el concepto de tecnología, mucho más prioritario que el concepto de video, no solo porque este sistema debe ser entendido como un ejemplo práctico, concreto y especializado de aplicación tecnológica, sino también porque de este modo las conclusiones que se obtengan pueden ser aplicadas en otras formas tecnológicas como el dibujo, la pintura o la escultura, facilitando algunos referentes de comparación teórico-práctica.

La mejor manera de mantener la objetividad en este estudio, es partir de la neutralidad filosófica y artística, que nos brinda el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española. Según el D.R.A.E., el arte es la “Virtud, disposición y habilidad para hacer algo.” Aparentemente se trata de una acepción muy simple, pero profundizando en las definiciones, podemos observar que en realidad cada término abarca una dimensión compleja y profunda desde donde se puede analizar el concepto de arte.

Desde la virtud, arte es desarrollar la sabiduría, la templanza y la fortaleza necesarias para buscar la excelencia. Desde la habilidad, arte es poner en marcha las destrezas para el manejo de los recursos, en armonía con las facultades para el uso de las teorías y los procedimientos de una técnica. Desde la disposición, arte es hacer uso de los factores técnicos, narrativos y estéticos para el cumplimiento de los estándares de calidad de una tecnología.

Tales definiciones nos llevan a concluir que el arte es acción, y de forma más precisa, un sistema de acciones orientadas hacia la búsqueda de la excelencia; ya sea para cumplir con los cánones impuestos por el sistema cultural o para romper los límites en búsqueda de nuevas reglas que nos permitan llegar a campos no explorados de la estética.

Pero es justamente bajo estos parámetros donde la confusión aparece, porque al hablar de la actitud artística, muchos aficionados caen en el facilismo de pensar que cualquier cosa puede ser arte y entonces, bajo la sombra de la subjetividad, presentan productos y resultados carentes de inteligencia y que, por obvia consecuencia, nadie entiende.

El ego de estos personajes, les impide ver que el arte es un acto comunicativo en donde no solo es importante la intención del autor, sino también la respuesta que se desea configurar en la mente, cuerpo y espíritu del público destinatario, porque de este deseo depende la semiótica universal y particular de la “obra de arte”.

Para solucionar este paradigma es necesario estudiar los elementos del modelo de comunicación propuesto por Harold Laswell en 1948: “¿Quién – dice qué – por cuál canal – a quién – con qué efecto?”. Sin embargo, el objeto de estudio de este planteamiento nos exige delimitarnos y enfocarnos hacia el canal video. Pero se debe insistir en que para estudiar aquello que Laswell denominaba “ruidos” de la comunicación es importante que el concepto video se estudie como un ejemplo particular del concepto “tecnología”.

Tecnología es, según el D.R.A.E., el “conjunto de teorías y de técnicas que permiten el aprovechamiento práctico del conocimiento científico” y la técnica es el “conjunto de procedimientos y recursos de que se sirve una ciencia o un arte”. En síntesis, para verificar nuestro desempeño científico o artístico en la realización de proyectos comunicativos audiovisuales, es necesario tener en cuenta las teorías, los recursos y los procedimientos propios de la tecnología que usemos, en este caso, el video.

Los conceptos revisados, permiten elaborar un mapa mental que representa la definición de arte a modo de tres dimensiones concretas desde donde es posible articular la definición de tecnología en forma desglosada:

MAPA MENTAL VIDEOARTE

Pero entonces, ¿cómo es posible articular la virtud, la disposición y la habilidad, propias de la actitud artística, con las teorías, los procedimientos y recursos propios de la aptitud tecnológica, en un solo esquema de modelo comunicativo, para que sea posible monitorear y orientar el aprendizaje del videoarte?

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: